Volver

La Institución Colombina

 

Entrada  a  la sede de la Institución Colombina. C/Alemanes

El 8 de enero de 1986 se derrumbaba parte de la bóveda de una de las salas de la Biblioteca Capitular y Colombina. Este hecho catastrófico supuso, sin embargo, el comienzo de una serie de actuaciones que culminó en 1992 con la creación de la Institución Colombina. En estos años, fue primordial el papel de la Junta de Andalucía que asumió no solo la reparación, sino la reforma global de toda la biblioteca, dotándola de instalaciones modernas y habilitando una zona para el Archivo de la Catedral, con el fin de crear en el ala nordeste del Patio de los Naranjos el área cultural de la catedral.

Mientras tanto, a finales de 1991 se creaba una fundación religiosa entre el Arzobispado y el Cabildo hispalense, la Fundación Capitular Colombina, con la misión de gestionar las bibliotecas y archivos propiedad de estas dos instituciones. Ante la necesidad de buscar una colaboración para la financiación y gestión de todos estos fondos, se iniciaron conversaciones con la Fundación Cristóbal Colón con quien compartía un interés cultural común, llegándose así a la firma en febrero de 1992 de un convenio de gestión, ratificado en junio de ese año ante Sus Majestades los Reyes de España.

De esta forma surgía la Institución Colombina como gestora de la Biblioteca Capitular, la Biblioteca Colombina, el Archivo de la Catedral, la Biblioteca del Arzobispado y el Archivo General del Arzobispado. Tanto Arzobispado como Cabildo conservaban la propiedad de sus fondos, y todos ellos, excepto el Archivo de la Catedral, se mantenían en su ubicación de siempre: la Biblioteca Capitular y Colombina en la Nave del Lagarto, la Biblioteca del Arzobispado en la esquina suroeste de la planta alta del Palacio Arzobispal, y el Archivo General del Arzobispado, en la zona noroeste de la planta baja.

La Institución Colombina ha pasado en estos años por diversos avatares, estando constituida en estos momentos, desde enero de 2003, por tres miembros: la Fundación Capitular Colombina, CajaSur (presente en la Institución desde 1999) y la Fundación José Manuel Lara. Cada uno de ellos con un misión específica dentro de un interés común: la Fundación Capitular Colombina se encarga de la conservación y mantenimiento de los bienes muebles e inmuebles; CajaSur, de los gastos ordinarios de personal y mantenimiento; la Fundación José Manuel Lara, de su difusión y proyección exterior.

En el día a día de la Institución se va plasmando el desarrollo de estos objetivos a través de sus numerosos servicios y actividades. Así, se pretende atender a los investigadores, de la forma más amplia y accesible posible, a través de los diversos Servicios de Consulta (Salas de lectura y atención por correspondencia) y del Servicio de Reprografía. Por su parte, el Servicio de Conservación es el encargado de hacer posibles los dos anteriores gracias al cuidado de los fondos, mediante su microfilmación, y si es necesario encuadernación y restauración. Por último, las visitas concertadas a los fondos e instalaciones de la Institución Colombina nos acercan a quien, no siendo investigador, desea conocernos.

Más allá de todo esto, en un marco más amplio se encuentran las Actividades culturales, cuya finalidad es hacer llegar este rico patrimonio y nuestro trabajo al mayor número posible de personas. El camino para ello es la participación en exposiciones, la celebración de actos culturales y un programa de publicaciones.

 

CRÉDITOS

Volver


Institución Colombina
C/ Alemanes s/n
41004 Sevilla