Volver

Archivo de la Vicaria de Estepa

 

La jurisdicción eclesiástica de Estepa y de sus pueblos perteneció al prior de San Marcos de León. En 1559 la villa de Estepa con todos sus pueblos se convierte en el señorío de la Casa Centurión, luego marquesado de Estepa, pasando la jurisdicción eclesiástica del prior de San Marcos de León perteneciente a la orden de Santiago a los marqueses como “patronos universales de la Vicaría y de la villa de Estepa y la Pedrera y lugares de su estado...”.

Como recoge Manuel Martín Riego en El arciprestazgo de Estepa: La visita pastoral de 1874, esta vicaría era un territorio exento de la jurisdicción del obispo diocesano que sin tener el status jurídico de diócesis, recibirá el nombre de nullius dioecesis o vere nullius. Se trata de una circunscripción con clero y pueblo, pero no erigida en diócesis. Su cuidado pastoral se confía a un vicario general que era juez eclesiástico ordinario de la villa de Estepa y de toda la vicaría por autoridad apostólica, nombrado por el marqués. Tenía este territorio tribunal de primera instancia, fiscal, notario y curia propia, y ejercía su jurisdicción sobre 14 pilas bautismales.

Este estado especial de circunscripción, canónicamente legal, creará graves conflictos y pleitos a lo largo de la historia. El concordato de 1851 vino a poner término a esta confusión con sus continuos litigios, pues establece que “cesarán todas las jurisdicciones privilegiadas exentas, cualquiera que sean su clase y denominación, inclusa la de San Juan de Jerusalén”.

Al desaparecer esta vicaría nullius, su territorio se incorporó al Arzobispado de Sevilla pasando la documentación a formar parte del Archivo, respetándose siempre el principio de procedencia.  Su fondo documental es por tanto un archivo incorporado al Archivo General del Arzobispado de Sevilla hacía 1870, pues a partir de esa fecha deja de ser vicaría independiente, con jurisdicción propia. A partir de 1874, en virtud de la bula “Quo Gravius” del Papa Pío IX, la vicaría de Estepa desaparece y se convierte en arciprestazgo, pasando a la jurisdicción eclesiástica del arzobispado de Sevilla todos sus parroquias, ermitas, beneficios, capellanías y convento de Santa Clara de Estepa.

Los lugares que formaban parte del Marquesado de Estepa eran: Estepa, Alameda, Aguadulce, Badolatosa, Casariche, Gilena, Herrera, La Roda, Lora de Estepa, Marinaleda – Matarredonda, Miragenil, Pedrera y Sierra de Yeguas.

El Archivo actualmente está formado por algo más de 500 unidades de instalación, clasificadas por series documentales, que se señalan en su cuadro de clasificación.

 

Índices de Expedientes Matrimoniales de la Vicaría de Estepa

.                                                                                                                                       
            Como hemos señalado la Vicaría de Estepa contaba con jurisdicción propia, estando exenta por tanto de la administración del Arzobispado de Sevilla. Hasta 1871 toda la documentación generada por la Vicaría había permanecido en Estepa. A partir de esa fecha, al pasar a depender del Arzobispado de Sevilla se deposita su archivo en el Archivo General del Arzobispado, donde permanece en la actualidad.

En este fondo  se encuentran por tanto todos los expedientes matrimoniales  del territorio correspondientes a la administración de la Vicaría, con unas fechas extremas que van desde el año 1557 hasta el año 1847.

El índice que se conserva de estos expedientes matrimoniales se encuentra organizado alfabéticamente por el nombre propio del contrayente, y en un segundo nivel por orden cronológico, recogiéndose en el mismo tanto los expedientes matrimoniales ordinarios como los apostólicos de cada uno de los pueblos que constituían la Vicaría.

 

 

Volver


Institución Colombina
C/ Alemanes s/n
41004 Sevilla